Robbie Williams – Reality Killed the Video Star (2009)

Tracks recomendados: Morning Sun, Do you mind?, Deceptacon, Difficult for Weirdos

Reality Killed the Video Star es el octavo álbum de estudio del exitoso y controversial Robbie Williams, a tres años de su polémico, pero igualmente exitoso Rudebox. El disco salio a la venta el 9 de noviembre en Inglaterra y el 17 de noviembre en Estados Unidos.

El disco, cuenta con canciones en su mayoría escritas por el propio Williams, fue grabado en Londres y producido por el aclamado productor Trevor Horn., ex integrante de la banda ochentena Buggles, que es más recordada por su famosa canción “Video killed the radio star” (de donde parece provenir el nombre del álbum) y  productor de grandes artistas entre los que se encuentran Rod Stewart y Pet Shop Boys.

En este disco Robbie Williams deja a un lado lo experimental de Rudebox y regresa a lo que nos había ofrecido en canciones como “Angels”, o “Feel”, grandes baladas con un sentido, al parecer, más personal. Aunque sin llegarle a sus grandes éxitos, nos da interesantes baladas donde lo que destaca sobre todo son los arreglos orquestales, a cargo de Anne Dudley,  que serán una constante a lo largo de todo el disco.

Aun así en el disco, a pesar de baladas que cuentan con una instrumentación clásica, encontraremos algunas canciones muy al estilo Pet Shop Boys como “Difficutl for Weirdos” o “Last Days of Disco”, donde la marca personal del productor queda clara. O canciones como “Do you mind?” o “Bodies”, con un estilo más pop, que seguramente nos harán movernos al ritmo de la música.

La canción que abre el álbum,  “Morning Sun”, es la mejor del disco. Desde el inicio, con una armónica muy al estilo del soundtrack de “August Rush”, queda claro será una canción emotiva;  así continua la intención, la orquestación compuesta de cuerdas y piano que le sigue a la somera melodía de la armónica, crea la dramatización perfecta para que entre la voz de Williams, la cual  comienza sola con el piano.

La instrumentación crece mientras la intención de la melodía va en aumento hacia el coro, creando una canción dinámica y que nos mantiene interesados desde el inicio hasta el final. Trabajada a detalle, meticulosamente, de pronto pareciera que esta canción pertenece al soundtrack de una película. Lo mismo la letra, que en contexto con la música, forma una melodía que habla sobre juzgarse a uno mismo y a sus logros, su pasado y su presente.

En general, en este disco Williams nos entrega en momentos un disco íntimo, donde lo que destaca a lo largo de todo el disco es la música. La letra a veces, común en Williams, deja que desear así como las melodías. Pero musicalmente es un disco meticulosamente estructurado,  que nos hará disfrutar las canciones. Sin duda no es su mejor álbum, pero vale la pena sentarse a escucharlo.

 

Turambar

 

 

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: