Quantic & His Combo Barbaro – Tradition In Transition

WorldmusicJazz

Tracks recomendados: Mas Pan, Linda Morena, Undelivered Letter.

Hablar de Will Holland (Quantic) es hablar de quien quizá sea una de las figuras más innovadoras de la escena electrónica underground internacional, y de una respetada figura de la escena del soul y el deep funk.

150 Este brillante productor, guitarrista, compositor y Dj Inglés debutó cuando tenía tan sólo 20 años de edad, con su álbum The 5th Exotic (2001) del ahora internacionalmente reconocido sello Tru Thoughts, digo ahora porque es quizá Quantic quien ha sido la mayor influencia y definitivamente la cabeza creativa de la disquera encabezada por Robert Louis.

Una de las características particulares de Holland es su espíritu explorador de constante movimiento, que por más que consigue un sonido único, fresco, nuevo y atractivo (y lo ha logrado varias veces), no se estaciona en ninguno. De lanzamiento en lanzamiento siempre hay un progreso o hasta una completa reinvención, prueba de esto es la versatilidad de sus proyectos que oscilan entre lo acústico y lo electrónico. En ocho años ha tenido ya más de una docena de lanzamientos de larga duración de la cual más de la mitad son creaciones propias.

En Julio 2009, Holland lanzó su noveno trabajo de estudio y con éste dio a conocer su cuarto proyecto musical, Quantic & His Combo Barbaro, cuya integración es completamente acústica, y cuya propuesta es una fusión de la música latina y caribeña con las propuestas de beat y del deep funk inglés. El resultado es quizá hasta ahora la propuesta más jazzística que ha tenido Quantic, y es curioso que haya escogido un trasfondo latino para hacerlo, pues no sólo tomó una serie de parámetros y elaboró algo ‘correcto’, sino que vivió dos años en Cali, Colombia, para entregar algo que sonara auténticamente latino y moderno.

Quantic-and-His-Combo-Barbaro_p3WjmXb2Oggx_full

Algo quizá nuevo en este material es el cuidado de los arreglos en las secciones de violín y alientos que, en colaboración con el percusionista Arthur Verocai, denotan una madurez de composición que empieza a ser una característica estándar en sus producciones junto con solos instrumentales de toda la alineación.

Otra característica estándar es el acabado final de la mezcla; el  sonido de la mayoría de sus recientes producciones parece provenir de un viejo acetato de Motown o Fania.

Esta particularidad, que en un principio era particular de Holland, ahora ha creado casi un estilo propio de producción, que ha sido emulado desde su vecindario en Tru Thoughts (Alice Russel, The Bamboos), hasta el mainstream (Amy Winehouse, Corinne Bailey Rae). Esto no queda omitido en T.I.T., pareciera como si nos encontráramos en un viejo salón de baile en algún pueblo del Caribe, con un piano de pared de cien años, saxofones y trompetas restauradas por novena vez y percusiones de roble.

El debate de si Quantic nos ha entregado ya su mejor trabajo se ha entablado en todos los blogs y sitios dedicados a la escena en la web, y quizá la promesa de un todavía mejor trabajo ha nublado el valor de este excepcional disco de verdadera propuesta y un sonido universal, que funciona tanto para relajarse una tarde como para sudar en la pista de baile. Lo que es incuestionable es que Will Holland esta bajo la lupa.

080909185843

Mújica

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: