Placebo – Battle for the Sun

battleLos mejores tracks: Speak in tongues, Bright Lights, Battle for the Sun, Kings of Medicine, Kitty Litter

A tres años de presentarnos su último trabajo, la banda inglesa Placebo regresa a México a  presentar Battle for the Sun, su sexto material de estudio. Producido por David Bottrill (Tool, Muse, Silverchair), este álbum lanzado en julio pasado; presenta al baterista Steve Forrest, integrante que se incorpora en sustitución de Steve Hewitt, quien salió del grupo en el 2007.

En general el disco tiene el sonido esencial de la banda, guitarras distorsionadas y batería poderosa, con la peculiaridad de aumentar la participación del bajo y de entretejer elementos optimistas en sus letras a través de las trece canciones que lo componen. Tal vez la nostalgia de mantener su esencia sonora tras la partida de Hewitt y el hecho de satisfacer a sus fans más antiguos, permite que la banda se sienta cómoda con la extraña variante de añadir un toque  de energía positiva y alejarse de los terrenos obscuros tan usuales.

El primer track, Kitty Litter tiene, a poco más de la mitad de la mitad de la canción, un cambio de ritmo súbito: aparecen aplausos y un puente pegajoso pero de la misma manera repentina, se retoma lo previo y te quedas con ganas de que la variante de beat hubiera sido más larga. Sorpresivamente, aparecen más coros para marcar el inicio de Ashtray Heart, donde el contraste de la voz de Molko con las guitarras y las líricas en español del fondo se mezclan bastante bien, haciendo casi pop a este corte.

En el recorrido sigue un ritmo pausado  acompañado por una voz potente y clara: Battle for the Sun deja relucir guitarras distorsionadas, dando dramatismo y permitiendo crecer gradualmente a la canción. For What it’s Worth, con algunos elementos electrónicos es el primer sencillo y, aunque es el track más enérgico, es también el más simple.

Totalmente opuesto es Bright Lights, que suena a una especie de Starlight de Muse, pero más obscuro.  Su letra  es un claro ejemplo de lo positivo del disco y la voz de Molko resulta increíble a pesar de que minimiza sus matices nasales característicosplacebo.

Las canciones que destacan por añadir elementos innovadores son Julien, bastante electrónica y con toques de violín dándole un aire grandilocuente; The Never-ending Why,  la cual incorpora una guitarra eléctrica experimental que le da un toque ochentero y Kings of Medicine, en donde una guitarra acústica se mezcla con algunas distorsiones y trompetas.

Speak in Tongues, también incluye la guitarra experimental y es uno de los mejores cortes de todo el álbum, casi recordando al Placebo de finales de los noventa. Happy you’re gone hace gala de la evolución en el manejo de la voz, al igual que Come Undone. Breathe Underwater es bastante rítmica y en su letra pareciera terminar de recalcar que esta vez Placebo se decidió a dejar de lado la melancolía sin importar quién esté de acuerdo.

En palabras de Molko: “Este es un disco para elegir  vivir y salir de la oscuridad, no para ignorarla, porque es esencial y parte de quién eres. Es sobre elegir quedarte en la luz”.

14_cherry030905

TheCherryChaos

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: